Audisalud
Audisalud
A+ A A-

El auge de los ‘riders’

¿Cómo prevenir los accidentes de tránsito?

 

Todos los años, más de 1 millón de personas fallecen como consecuencia de accidentes en las vías de tránsito y otros 50 millones sufren traumatismos. Se trata de la octava causa de fallecimiento más común a nivel mundial y la principal causa de muerte para los jóvenes de entre 15 y 29 años, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Un 34% de las muertes causadas por el tránsito corresponden a ocupantes de automóviles, el 23% a motociclistas y el 22% a los peatones. Si bien los ciclistas representan solo un 3% de la población afectada, el contexto actual y el aumento de ‘riders’ o repartidores de comida también generó una alarma sobre este tema. Al incremento de bicicletas y motocicletas en las calles, también se suma el exceso de velocidad y el uso del celular, dos factores muy presentes en este tipo de trabajos.

“Los accidentes suceden a diario por múltiples factores, entre ellos, el exceso de velocidad, el uso del celular durante el manejo, el consumo de drogas y alcohol y la falta de infraestructura vial que garantice la seguridad de todos los usuarios de la vía pública, en especial de los más vulnerables: niños, peatones, ciclistas y motociclistas”, explica la Dra. Valeria El Haj, Directora Médica Nacional de OSPEDYC.

Pero, “la solución a los mal llamados ‘accidentes de tránsito’ está en cada uno de nosotros. La mayoría de los accidentes puede evitarse si cada uno trabaja en la prevención y respeta las normas vehiculares”, dice la Dra. Valeria El Haj. Es por ello que desde OSPEDYC- servicio de cobertura médica líder en seguridad social-, brindan algunos consejos de seguridad vial para motociclistas y ciclistas:

  • Respetar todas las señales y normas de tránsito, sobre todo la detención ante el semáforo en rojo y el respeto a la prioridad peatonal.

 

  • Siempre utilizar casco para ciclistas o motociclistas: el uso del casco absorbe parte de la energía del impacto con su estructura, evitando el contacto entre el cráneo y el objeto del impacto. 



  • Controlar la velocidad: disminuir la velocidad de circulación habitual aumentará la seguridad. 

 

  • Hacer señales antes de maniobrar: al girar a la izquierda, a la derecha y para frenar.

 

  • Hacerse ver,  vestir indumentaria clara y circular con materiales reflectantes, como chalecos o cintas para el cuerpo, placas para las ruedas, “ojos de gato”, pedales y manubrios. Mantener una distancia adecuada con los demás vehículos circulantes y estacionados, ya que permitirá tener más tiempo para maniobrar.

 

  • Llevar las luces reglamentarias: blanca adelante y roja atrás.

 

  • No beber alcohol si se va a conducir: la Ley Nacional de Tránsito establece un límite de tolerancia máximo de alcohol en sangre de 0,5 g por litro y la Ley Nacional de Lucha contra el Alcoholismo la modifica parcialmente al disponer nuevos límites: 0,2 g por litro de sangre para motociclistas y ciclomotoristas. 

 

  • Evitar viajar con cargas pesadas y/o voluminosas.

 

  • Evitar zigzaguear o hacer piruetas que puedan desestabilizar el vehículo, y no tomarse de otro medio de transporte para circular.

 

  • Evitar el uso de auriculares y del celular: ya que disminuyen notablemente la audición y la atención.

 

Además de estos consejos, también es de suma importancia que se realicen mejoras en la infraestructura vial, instalando semáforos, rotondas o glorietas, reductores de velocidad, cruces peatonales, pasos elevados, acera central y alumbrado público en carreteras muy transitadas. Asimismo, es fundamental que se mantengan separados los diversos tipos de transporte y usuarios de carreteras mediante ciertos mecanismos, tales como niveles elevados, carriles exclusivos para peatones y ciclistas, así como también vallas centrales para separar el tránsito motorizado en diferentes direcciones.

Osde
Osde