Audisalud
Audisalud
A+ A A-

¿Qué tan seguro es cocinar en microondas?

Algunos chefs creen que es capaz de acabar con el arte de la cocina.

 

El microondas genera amantes y detractores. Están quienes lo utilizan no sólo para calentar sino que también para cocinar diferentes platos. Pero también están aquellos que piensan que cocinar la comida ahí no sale de la misma manera y pierde sabor.

Además, existe otro debate en torno al microondas. Es sí realmente hace mal o no a la salud. La Organización Mundial de la Salud Aclaró que si se usa correctamente no hay de qué preocuparse en relación a las radiaciones del microondas.

La pérdida de nutrientes de los alimentos
Algunas investigaciones demostraron que los vegetales que se cocinan en este electrodoméstico pierden algo de su valor nutricional.

Utilizar recipientes de plástico en el microondas
El profesor ingeniero de la alimentación de la Universidad del Estado de Washington, en EE.UU, Juming Tang advirtió: “Algunos plásticos no están diseñados para microondas porque contienen polímeros para hacerlos suaves y flexibles, que se derriten a bajas temperaturas y pueden filtrarse durante la cocción al microondas si la temperatura supera los 100ºC”.

En el año 2011 se realizó un estudio en el cual los investigadores compararon 400 contenedores de plásticos. Estos eran exclusivamente para comida y descubrieron que la mayoría perdía ftalatos. Éste último, es uno de los compuestos que más se usa en este tipo de material para hacerlos más flexibles. Los ftalatos interfieren en las hormonas y sistema metabólico.

Entonces, la mejor forma de minimizar los riesgos es utilizar otro tipo de materiales como la cerámica. Si usas de plástico evitá aquellos que sean muy flexibles.

La radiación
Este tipo de artefactos son completamente seguros en lo que a la radiación se refiere. Utilizan radiación electromagnética de baja frecuencia, del mismo tipo que usan las lamparitas y la radio.

“Las microondas son parte de las ondas electromagnéticas a las que estamos expuestos a diario. Cuando horneas pan, estás expuesto a ondas electromagnéticas y energía infrarroja de los elementos que generan calor del horno. Incluso la gente intercambia ondas radioactivas entre sí”, explicó el especialista.

A diferencia de los rayos x, los microondas no usan radiación ionizada, lo que significa que no tienen la energía suficiente para separar electrones de átomos.

Osde
Osde