A+ A A-

Hoy es el día mundial de la cerveza

Convertite en un experto cervecero para disfrutar más de este día.

 


El 4 de agosto se celebra mundialmente el Día de la Cerveza.

Sabemos que es la bebida social por excelencia, que está hecha con ingredientes naturales y que es un producto vivo que para poder asegurar la mejor calidad tiene que pasar por más de 15.000 controles de calidad al mes. Pero ¿sabemos qué características tiene que tener para que sea la mejor cerveza?

Para poder resolver este enigma, Luis Dimotta, Maestro Cervecero, asesor de Cerveceros Argentinos, sugiere una serie de recomendaciones para que celebremos el día con una buena
cerveza:

1. Color: la vista es el primer sentido que usamos para consumir una cerveza. Su aspecto es decisor. Cada variedad tiene sus particularidades específicas. Una lager, que es la
variedad más elegida por los argentinos, además de brillar debe ser transparente.

2. Espuma: es un elemento clave e indispensable. Proporciona una cobertura natural que mantiene y conserva la frescura por más tiempo. Además, es la encargada de proteger a
la cerveza, evitando así la oxidación. Una buena espuma es sinónimo de una gran cerveza. Debe ser abundante y consistente. Lo ideal es que el chopp se sirva con 2
dedos de espuma y dure mientras sea bebida. Para servir un vaso con la cantidad perfecta, hay que inclinarlo a 45° sin apoyar la botella en el mismo. Una vez servida tres
cuartas partes, hay que enderezarlo y terminar de servir.

3. Cuerpo: cada tipo de cerveza tendrá un perfil determinado. Si es de refrescancia, como las de estilo lager, debe ser una bebida ligera y liviana, que corra. Cuando elegimos una de deleite, como las negras, estas van a ser con mucho más cuerpo, espesas y complejas.

4. Temperatura: entre 2° y 12° es el rango en el que debe varias la temperatura, siempre dependiendo del estilo elegido. Una cerveza lager idealmente debe degustarse a entre
2° y 4° mientras que una con más cuerpo, admite aumentar algunos grados.

5. Aroma: debe estar libre de olores extraños como plásticos o ácidos. Los defectos se deben principalmente a las malas prácticas de elaboración. El aroma va a depender
principalmente del lúpulo utilizado en la receta.

6. Amargo: al beberla es importante tener una sensación agradable y no de rechazo ni que provoque una sensación rasposa. Debe ser equilibrada y con el punto justo de
amargura, dulzura y grado alcohólico.

Desde la cosecha de los cereales hasta el producto final en la góndola o en las choperas, la cerveza atraviesa una gran cantidad controles de calidad que aseguran, además de estos consejos, que la cerveza sea buena y esté apta para ser disfrutada.