Apres Global
Municipalidad de San Martín
A+ A A-

Vinos para altas temperaturas

La sommelier María Mendizábal te da un par de tips para estos días de calor.

 

Para la llegada de los días calurosos te damos todos los tips para que puedas disfrutar de los vinos de verano al máximo. Temperaturas de servicio, su mejor maridaje y métodos de cocción.

El verano es época de eventos al aire libre, tardes frente al mar, días de ascenso en la sierra o sunsets en terrazas en el medio de la ciudad. Todos estos ambientes tienen un punto en común, las altas temperaturas lo cual re-direcciona la brújula hacía un lugar, vinos que puedan ser bebidos frescos. A los ya conocidos blancos, rosados y espumantes se le suman los llamados tintos de verano. Aquellos que por su juventud, frescura y estructura ligera nos permiten guardarlos en la heladera para poder beberlos a temperaturas por debajo de la tradicional 18° C (15° C).

Amo cocinar, y fue lo que me trasladó a dedicarme al vino, me cuesta pensar en vinos sin que mi mente lo maride al instante con un rico plato. Los de verano son sencillamente más ligeros verduras frescas, de hojas, frutos secas, carnes magras, pescados y frutos de mar.

Comencemos con la frescura del Sauvignon Blanc, este blanco cítrico, de acidez mordiente que es excelente compañero de pescados y frutos de mar como unos langostinos a la parrilla con salsa de lima o un abadejo en papillote con puerros y zanahoria. Si te gustan los blancos con un poco más de cuerpo opta por un Chardonnay, que con su nota a frutas blancas y una textura más cremosa en boca acompaña muy bien unas pechugas de pollo, guacamole y crocante de nachos. Los rosados son un mundo aparte, hay tantos rosados como zonas de producción en el mundo, pero guiándonos por las últimas tendencias tienden a ser de colores más sutiles, rosa pálido, de aromas cítricos y frutos rojos. Lo bueno del rosé es su ductilidad, combina tanto con una ensalada fresca de hojas verdes, rúcula y queso de cabra, como también con una carne magra, es un caballito de batalla!!!

El verano también trae mucha vida al aire libre, prendida de fuegos y previas al lado de la parrilla, acá te sugiero sumarle a la tradicional parrillada, pollos marinados en hierbas, verduras grilladas y pescados enteros como un salmón con limón y salvia o pescados de río. Estos últimos son excelente compañeros de un varietal que adoro, el Pinot Noir. Primera regla siempre beberlo a 14/15°, es decir colocarlo en la heladera unos 30 minutos antes de consumir, es de color granate suave y sus aromas son embriagantes, champignones frescos, hojas húmedas y frutos rojos pequeños. Su boca es siempre fresca por su marcada acidez. Otra opción son los tintos jóvenes, es decir aquellos del año o del anterior, vinos que se destacan por su carga frutal, estructura media y taninos moderados. En este grupo podemos encontrar Malbec, Cabernet Sauvignon, Syrah entre otros.

Es hora de armar la heladerita para la tarde en la playa, o de encender un fuego y descorchar una botella, no hay que olvidarse de la frapera con 1/3 de hielos y agua para blancos o simplemente 8 hielos si es para mantener la temperatura de un tinto.

En el verano cualquier ocasión es buena para juntarse, disfrutar junto a familia y amigos una buena copa, llenarla de ilusiones, anhelos y, sin dudas, un refrescante vino de verano.

Mis sugeridos:

  • Plan B Sauvignon Blanc, Budeguer

  • Crios Chardonnay, Susana Balbo Wines

  • Tucumen Chardonnay, Budeguer

  • Montesco Punta Negra Pinot Noir, Passionate Wines

  • Altas Cumbres Cabernet Sauvignon, Lagarde

 


Si te gusta el vino y la gastronomía seguime en Instagram @mariamendizabalsommelier

Osde
Osde