Apres Global
Municipalidad de San Martín
A+ A A-

En el marco del Día de la Solidaridad

DEL 25 AL 30% DE LAS PACIENTES DE FERTILIDAD RECURREN A LA OVODONACIÓN.

 

Son tiempos de cambios sociales intensos donde también la construcción familiar se re-significa. El concepto de “instinto materno” comienza a quedar atrás para dar lugar al “deseo”, que alberga nuevas formas de concepción de la maternidad y una mirada ampliada respecto a los modelos de familia. En este contexto, ese deseo, personal y subjetivo, se nutre de otros recursos y posibilidades en el camino hacia su concreción. En el marco del Día Nacional de la Solidaridad, que se conmemora el 26 de agosto, IVI Buenos Aires, clínica especializada íntegramente en reproducción humana, explica en qué consiste la Ovodonación y cómo revolucionó el campo de la Medicina Reproductiva.

La Ovodonación es un tratamiento de Reproducción Asistida en la que el gameto femenino es aportado por una mujer distinta de la que recibirá el embrión resultante. “Según estadísticas globales, del 25 al 30% de las pacientes de fertilidad recurren a esta técnica, mediante la cual los óvulos de la donante son inseminados por los espermatozoides de la pareja de la receptora o de un donante para obtener embriones que luego se transfieren al útero materno” explica el Dr. Fernando Neuspiller, director de IVI Buenos Aires.

“La Ovodonación es un acto solidario y altruista que rompió muchísimas barreras en el terreno de la Medicina Reproductiva y hoy constituye el tratamiento de fecundación con la tasa más elevada de éxito. De hecho, en IVI Buenos Aires el tratamiento de Ovodonación tiene una tasa de éxito del 92% tras tres ciclos completos”, añade el Dr. Fernando Neuspiller.

¿Quienes recurren a la Ovodonación?

La Ovodonación está indicada para aquellas mujeres han tenido fallos repetidos en tratamientos anteriores como la Fecundación In Vitro o que por diferentes condiciones fisiológicas no pueden ser sometidas a este tipo de procedimientos, como así también a pacientes sin función ovárica por fallo ovárico primario (cuando la menstruación no se inicia en la pubertad), fallo ovárico prematuro (cuando la ausencia de función ovárica se produce antes de los 40 años) o menopausia.

La edad reproductiva avanzada es un escenario cada vez más frecuente, y puede requerir el tratamiento de Ovodonación, ya que el organismo de la mujer tiene un límite etario para poder concebir, y si bien hay diversos factores que tienen incidencia, se sabe que, a los 40 años, las posibilidades de lograr un embarazo son menores al 10%, dado que solo el 30% de sus óvulos son genéticamente normales en esa instancia.

Mujeres que no pueden utilizar sus propios ovocitos, por compromiso de su calidad genética o por enfermedades hereditarias que no pueden ser detectadas por el PGT (Preimplantation Genetic Testing) también pueden ser candidatas a recurrir a este tratamiento.

Cómo es el procedimiento

La mujer receptora deberá preparar su endometrio para que éste ofrezca una óptima receptividad tanto para la implantación como para mantener los estadios iniciales de la gestación.

Por su parte, en el caso de la donante de óvulos, el procedimiento es rápido, indoloro y ambulatorio. Consiste en la estimulación controlada de los ovarios, para lo cual se hace un tratamiento con hormonas auto inyectables durante aproximadamente 10 días. Luego, se realiza la extracción de los óvulos en el quirófano y con sedación, para que la donante no sienta ningún tipo de molestia.

A continuación, se procede a la fecundación de los óvulos al ponerlos en contacto con los espermatozoides de la pareja o de una muestra de banco de semen, mediante la técnica Fecundación In Vitro o de Inyección Intracitoplasmática (ICSI). Una vez conseguida la fecundación y tras 5 o 6 días de cultivo, se selecciona el embrión que se va a introducir en el útero de la mujer receptora.

“Aceptar la Ovodonación como única opción para ser madres/padres genera un alto grado se sufrimiento en la pareja, dando lugar a ciertas dificultades a la hora de tomar la decisión de iniciar el tratamiento, pero con el apoyo psicológico adecuado se puede ayudar a los pacientes a determinar si éste camino es válido para ellos”, añade la Lic. María Villamil, psicóloga de IVI Buenos Aires.

¿Puedo ser donante de óvulos?

“Pueden convertirse en donantes las mujeres mayores de 18 años y menores de 32 años que se encuentren en buen estado de salud”, indica el Dr. Fernando Neuspiller y detalla que los requisitos comprenden la realización de una evaluación clínica y psicológica completa que no solo define su estado general, sino también su inclusión al Programa de Donación de Óvulos.
Además, se efectúa una revisión ginecológica para poder descartar la presencia de quistes, miomas y otras alteraciones del aparato reproductor, así como un estudio cromosómico para descartar futuras anomalías en bebés propios o en las receptoras de los gametos.

“Las donantes de óvulos son un eslabón clave para el éxito del tratamiento. Sin ellas, muchas mujeres no podrían lograr el embarazo y llegar a concretar el sueño de ser madres”, finaliza el Dr. Neuspiller.

Sobre IVI - RMANJ
IVI nació en 1990 como la primera institución médica en España especializada íntegramente en reproducción humana. Desde entonces ha ayudado a nacer a más de 160.000 niños, gracias a la aplicación de las últimas tecnologías en Reproducción Asistida. A principios de 2017, IVI se fusionó con RMANJ, convirtiéndose en el mayor grupo de Reproducción Asistida del mundo. Actualmente cuenta con más de 70 clínicas en todo el mundo y es líder en medicina reproductiva. https://ivi.com.ar/ http://www.rmanj.com

Osde
Osde