A+ A A-

Tips para reducir el consumo de plástico desechable

Consejos para un mundo mejor.

 

En la actualidad, solamente el uso de botellas plásticas en la Argentina supera los 45 millones de envases por día.
Por eso te acercamos opciones para disminuir su utilización y promover el cuidado del medio ambiente.

Buenos Aires, enero de 2019 – En los últimos años, el cuidado del medio ambiente pasó a ser un eje central en la agenda de la mayoría de los gobiernos de todo el mundo. Pese a los esfuerzos por cambiar el paradigma que nos acompañó durante el siglo XX, el consumo personal de envases plásticos continúa siendo un importante foco de contaminación.

Mundialmente, se estima que entre 5 y 13 millones de toneladas de plástico van a parar a los océanos cada año. Estos desechos tóxicos que tardan 450 años en descomponerse son ingeridos por aves marinas, peces y otros organismos, poniendo en peligro la vida de muchas especies y generando efectos nocivos severos sobre el medio ambiente, como el cambio climático.

A continuación, tips y recomendaciones para contribuir a disminuir la huella personal de carbono mediante hábitos simples y cotidianos:

Las tres R, un compromiso indispensable
La premisa de reutilizar, reducir y reciclar es más que un gran slogan. Implica educar sobre su significado desde la niñez y ponerlo en práctica todos los días. Reusar hace alusión a aprovechar las cosas y recursos disponibles en su máximo potencial, la mayor cantidad de veces posible. Reducir, en tanto, refiere a disminuir el volumen de residuos que generamos y el consumo de recursos naturales. Finalmente, reciclar consiste en separar la basura que generamos entre desechable y reutilizable y llevarla a los puntos de reciclado correspondientes, donde transforman esos insumos en otros productos de utilidad.

Optá por bolsas reutilizables
Ir al supermercado es una actividad bastante frecuente y si cada vez que lo hacemos regresamos al hogar con varias bolsas de plástico, el consumo anual es alarmante. La alternativa es emplear bolsas ecológicas reutilizables y acordarse de llevarlas cada vez que hagamos las compras. Incorporar esta rutina a nivel masivo es una manera muy efectiva de bajar el uso de plástico desechable.

Llevá un set de cubiertos en tu cartera o mochila
Almorzar en el trabajo suele ser una fuente inagotable de plástico. Para quienes no se llevan su propia comida, las alternativas a la hora de pedir incluyen recipientes y cubiertos desechables. Una opción para reducir estos consumos es llevar siempre consigo un set de cubiertos y evitar el derroche diario de sus versiones plásticas.

Osde
Osde