A+ A A-

Entrevistamos a María Mendizábal , la prestigiosa sommelier argentina

La mejor sommelier del país 2006 y quien lleva quince años en la industria nos constesta preguntas básicas para el consumidor argentino.

 


¿Cuál es la temperatura ideal para servir los vinos? ¿hay alguna diferencia entre varietales?
Existe una idea equivocada que los vinos tintos deben servirse a temperatura ambiente, mientras que los blancos a temperatura helada. La historia nos cuenta que en los Chateau franceses los vinos eran guardados en las cavas subterráneas, eso significaba que su temperatura era inferior y había que subirlos a la planta baja para que tomaran temperatura ambiente, también conocida como "chambre". Hoy en día existen las cavas refrigerantes que nos permiten guardar los vinos a las temperaturas óptimas de servicio, de todas formas si no contamos con una de ellas colocando en la heladera treinta minutos antes un vino tinto y dos horas un blanco lo tenemos solucionado. También contamos con la opción de utilizar una frapera, que es más rápida, ocho hielos para el tinto y dieciséis para el blanco, 20 minutos y voila!
Cómo guía debajo las temperaturas óptimas de servicio:
Espumantes 6/8°C, Blancos 8/10°C, Tintos jóvenes 12/14 °C, Tintos de guarda 16/18°C

Cuanto más añejo mejor: ¿Es correcta la afirmación? ¿Porqué?
Las categorías de vinos están muy bien divididas, los hay jóvenes, reserva y de guarda, por suerte existen diferentes momentos para disfrutar cada uno de ellos. Personalmente prefiero los vinos jóvenes para todos los días, los de guarda cuando cocino una comida más compleja y los de guarda cuando sé que voy a contar con tiempo para disfrutarlos. Los vinos nacen en el viñedo, y es desde ese momento que se decide a que categoría pertenecerán, los vinos de guarda llevan en su elaboración un cuidado especial, tiempo de crianza tanto en barrica como en botella. Hay un momento para cada vino, los de guarda por su añejamiento necesitan que sea uno especial.

¿Cómo se conserva un vino?
Muchos aficionados al vino pretenden tomar un gran vino, pero no saben que aún, habiendo hecho una excelente elección al momento de la compra, pueden cometer dos terribles errores: no saber guardarlo o lo que es peor, no saber esperar. Muchas veces, tomamos vinos que tienen el potencial para ser un gran vino, pero no lo dejamos ser. El vino está vivo, sigue evolucionando en la botella, siempre que le garanticemos condiciones apropiadas de guarda.

- Oscuridad, la bodega debe tener una luz tenue.
- Posición horizontal, indispensable para evitar la sequedad del corcho y la entrada de oxígeno.
- Temperatura promedio 10º / 15º.
- Humedad 70/80%.
- Ausencia de olores y de vibraciones.
- Posición horizontal de las botellas.

¿Qué hacemos con el vino que no tomamos más en una cena? ¿Cómo lo mantenemos para otro dia?
Existe un aparato que se llama Vacuum Wine que nos ayuda a extraer el oxígeno que queda dentro de la botella, seguido es ideal guardarlo a temperatura baja, de todos modos si no contamos con éste aparato simplemente lo tapamos y colocamos en la heladera, así durará tres a cuatro días. Lo ideal si es tinto es sacarlo treinta minutos antes para llevarlo a 15/18°C.

¿El vino blanco esta relegado en la mesa Argentina?
Creo que hay un resurgimiento de los blancos argentinos, más aún en ésta época que comienzan los días ideales para consumirlos. A mí me encantan los blancos por su frescura, marcada acidez y notas a frutas blancas. Hay miles de opciones, jóvenes, con paso leve por madera o crianza en barrica. Creo que el argentino se debería animar más a probarlos, me pasa en degustaciones que cuando los doy a degustar la gente queda fascinada. Un buen plan esta semana, probar un blanco!

¿Qué tenemos que tener en cuenta a la hora de comprar un vino?
Lo más importante es encontrar una buena relación precio calidad, siempre recomiendo comprar vinos en vinotecas donde sabemos que es un lugar profesional y hay puesto un cuidado especial en la exposición, luz y temperatura de los vinos. Sumado a ello el personal que nos atiende está capacitado para recomendarnos según la ocasión.

¿Es fácil aprender sobre vinos?
Es un camino de ida, cuando uno se empieza a interesar por ésta bebida tan franca cada día aparece algo nuevo por aprender. No es una tarea difícil, simplemente requiere un poco de concentración. Algo que siempre recomiendo es cada vez que prueben un vino tengan un cuadernito en sus casas donde puedan anotar nombre del vino, nombre de bodega, varietal, añada y un pequeño comentario, más fácil aún, ponerle un puntaje de 1 a 5 estrellas. Hoy en día existen miles de degustaciones a las que pueden asistir, cursos de degustación o ferias de vinos. Si ya quieren formarse como profesionales hay varias escuelas. Estaré atenta si me escriben a mi Instagram para ayudarlos!

María Mendizábal

María Mendizábal es la ganadora del “Concurso Mejor Sommelier de la Argentina 2006” organizado por la “Asociación Argentina de Sommeliers” y representó a su país en el “Concours pour le Meilleur Sommelier du Monde 2007”, en Rodhes, Grecia. Sommelier Internacional graduada en la “Escuela Argentina de Sommelier”. María cuenta con una basta experiencia en Docencia y Capacitación, se define como una “Comunicadora del Mundo del Vino”, es una docente clara y dinámica, en ella confluyen la teoría y los relatos de sus experiencias por viñedos y bodegas. Actualmente, es “Brand Ambassador” de Bodega Budeguer. Además con su propia empresa María Mendizábal se dedica a la docencia, dicta cursos, seminarios y asesora restaurantes.

Instagram: @mariamendizabalsommelier

Herencia de familia

La historia de la familia Budeguer en Argentina comienza con el nacimiento del siglo XX cuando llegaron a estas tierras atraídos por el sueño de la tierra propia. Afincados en Tucumán comenzaron el cultivo de caña de azúcar. Actualmente, ese sueño se convirtió en una empresa fecunda dirigida por Juan José Budeguer, que la llevó a convertirse en la productora más grande de caña de azúcar de Latinoamérica. En 2005, sus ansias de constante búsqueda de nuevos desafíos, lo llevaron a invertir en tierras mendocinas para hacer realidad su sueño, el Vino Propio. Así fue como adquirieron las primeras 100 ha en Rodeo del Medio, Maipú a las que ahora se sumaron 30 ha más en Agrelo, Lujan de Cuyo, donde se estableció la nueva bodega y por último 40 ha más en La Consulta, Valle de Uco. La pasión y devoción por el trabajo en familia, junto a la búsqueda incansable de la excelencia en cada detalle, son la base sobre la cual se sustentan los valores que la familia expresa en cada uno de sus vinos.
Muchas gracias!

Instagram: @bodegabudeguer