A+ A A-

De Puño y Letra por Lape: Capitán Ezeiza, el superhéroe solidario

Hoy les quiero contar otra historia compartida. La de Juan José Cayuela, que hoy tiene 43 años. Juan nació en Ezeiza, en una familia humilde. Su mamá, maestra; su papá, farmacéutico. Los dos la pelearon todos los días.

 

Pero Juan era callejero: andaba mucho por la calle, a tal punto que, como a tantos, la mala compañía lo llevó por un mal camino. Empezó a vincularse con las drogas hasta que no pudo encontrar su vida. Se había casado, había tenido hijos, pero estaba peleado con la vida.

 

Se metió en ese oscuro camino hasta que él mismo, a los 35 años, tomó la determinación de internarse en una granja para terminar con su adicción. Estuvo dos años encerrado ahí tratando de recuperar su vida. Y no solamente la recuperó, sino que también recuperó a su familia y volvió a encontrarse con sus dos pibes. 

 

Pero además, Juan José hizo un click y decidió que debía entregarle algo a la sociedad: empezó a ayudar en fiestas solidarias a chicos que lo necesitaban, a merenderos, comedores... 

 

Un día alguien le prestó un traje de Capitán América. Y Juan empezó a divertir a los pibes disfrazado. Pero, “¿por qué Capitan América?”, se preguntó Juan. “Si yo soy de Ezeiza...”. A partir de ese momento fue el Capitán Ezeiza, un superhéroe solidario que ayuda a las personas que más lo necesitan. 

 

Hizo shows, se juntó con músicos y empezó a hacer festivales solidarios, juntando alimentos, juguetes para los pibes, zapatillas, ropa... El Capitán Ezeiza decidió ponerle fin a una vida que no era vida y empezó a devolverle a la sociedad lo que la sociedad le había entregado a su corazón. Y nos deja una lección: que el camino para recuperar su vida fue el de la solidaridad. Te lo dice un amigo. 

Osde
Osde