A+ A A-

De Puño y Letra por Lape: Un cumpleaños diferente

Como no podía ser de otra manera, este 2020 me tocó recibir mis 56 en casa, de cuarentena.

 

Siempre me gustó mucho festejar mi cumpleaños. Para mí, un eterno agradecido, festejar los cumpleaños es festejar la vida y brindar por seguir estando juntos. Estoy acostumbrado a hacerlo rodeado de gente. Compañeros de trabajo, de banda, amigos... 

 

Pero este año, como a casi todos, la pandemia me alteró los planes y me tocó hacerlo de una manera diferente. No estuvo nada mal, por cierto: me levanté tarde y estuve todo el día en pijama, disfrutando con la familia. 

 

Les quiero agradecer por tomarse un tiempo para escribirme y mandarme sus saludos. Los leo a todos y créanme que su buena energía me llega. Gracias por su cariño, por su generosidad, por apoyarme y por seguirme en este camino de la comunicación, con honestidad y para generar conciencia solidaria. Por ahí pasa mi vida, que la comparto con ustedes hace más de 30 años. Con virtudes, desencantos, amores y vivencias. Soy feliz y vivo la vida con optimismo. 

 

¿Cómo agradecer tanto afecto, tanto amor, tantas muestras de cariño? Dicen que uno recibe lo que da. Yo creo que doy poco. Ojalá algún día pueda devolver tanto. Gracias por ser amigos. ¡Salud! 

Osde
Osde