A+ A A-

De Puño y Letra por Lape: La renovación del águila

Vos sabés que el águila es el ave de mayor longevidad. Llega a vivir 70 años. Pero para llegar a esa edad, fíjate lo que le pasa a los 40: el águila tiene que tomar una seria y difícil decisión, porque sus uñas se empiezan a apretar y no puede tomar a sus presas. Claro, no se puede alimentar. Su pico largo se hace cada vez más puntiagudo, tanto que se pega contra el pecho y se lastima. Sus alas están viejas, pesadas; sus plumas gruesas. Y volar se hace difícil.

El águila tiene dos caminos: morir o enfrentar su proceso de renovación. El proceso dura 150 días y es muy doloroso. ¿Qué hace? Vuela a la montaña y se queda en el pico más alto, en un nido cercano al paredón, donde no tenga que volar. Tiene que golpear su pico contra la pared hasta conseguir arrancarlo. Después espera el crecimiento de un pico nuevo, con un dolor impresionante. Luego va a desprender una a una sus uñas. Y tras cinco meses sale a su famoso vuelo de renovación, que le dará 30 años más de vida.

O sea, a los 40 años, el águila tiene esa alternativa: o muere o se renueva.

En nuestra vida, seguramente muchas veces tenemos que resguardarnos por algún tiempo y comenzar un proceso de renovación para continuar nuestro vuelo hacia nuestro sueño. Solamente tenemos que tomar la determinación de quedarnos como estamos o hacer ese proceso para poder llegar a nuestro deseo, a nuestro propósito, por más que duela. Te lo dice un amigo.

Osde
Osde