A+ A A-

De Puño y Letra por Lape: Una amistad a prueba de todo

El 2020 pareció ser eterno. Más largo que otros. Más pesado. Más difícil. De errores, de aprendizaje. De tristeza. De esperanza. De vacío. De encierro obligado. Pero el 2020 ya es pasado. Ahora, amigos, tenemos que vivir el presente. El 2021 ya está aquí y de nosotros depende que sea el mejor. Siendo mejores nosotros. Esa es la ecuación. Parece fácil, pero nada lo es. Al empezar el año, con nuestra familia brindamos por la salud nuestra y de todos. Es lo más importante.

Les cuento a los que no saben que me tomé vacaciones y nos vinimos a República Dominicana con mi familia y unos amigos. En realidad, son más que amigos: acá, allá, a través de los años. En la playa, en la ciudad. En cualquier lado del universo. Siempre juntos. Con la familia creciendo. Con nuevos integrantes. La pirámide de la vida cada vez es más alta. A pesar de los inconvenientes del camino, nos la ingeniamos para estar cada verano juntos. Estamos felices. Nuestra amistad con Guillermo "El Chino" y Cristina es eterna y nuestros hijos que se conocen desde la cuna mantienen el legado.

Los amigos nos ayudan a consolidar nuestras raíces y nos alimentan. Con ellos no hay secretos ni excusas, ellos son los que nos entienden. Un amigo no te envidia, un amigo comprende. Un amigo disfruta con tus éxitos. Un amigo no te abandona en tu fracaso. Un amigo es aquella persona que sabe todo de vos y te quiere tal cual sos, sin pedirte nada a cambio.

Siempre lo digo: la amistad no se impone, no se programa. La amistad está. Creeme. Te lo dice un amigo...

Osde
Osde