A+ A A-

De Puño y Letra por Lape: Confiar en tu instinto

Muchas veces se nos ocurren grandes ideas que, por el temor a tomar riesgos o por la mirada crítica de los demás, terminamos descartando. La terquedad, claro, no es una virtud. Pero quizás, de haber insitistido, confiado en nuestro instinto y en nuestra creatividad, podríamos haber tenido éxito.

Todas las grandes ideas surgen de personas que se dan cuenta de lo que otras no pueden visualizar. Por eso siempre son criticadas al principio. Dejame contarte algunos ejemplos.

Darryl Zanuck, líder de la 20th Century Fox, en 1946 dijo: “La gente se cansará de ver imágenes en una caja boba todas las noches”. Menos mal que se equivocó; si no, hoy estaría sin trabajo… O Charles Duell, de la Oficina de Patentes de Estados Unidos, que en un reporte para el presidente recomendando el cierre de la misma en 1899 dijo: “Todo lo que puede ser inventado ya fue inventado”.

¿Y no les dijeron a los cuatro jóvenes de Liverpool que no les hacían el primer contrato porque la guitarra ya se había acabado con Elvis Presley? ¡Mejor que se dedicaran a otra cosa!

¿Recuerdan que no dejaban mostrar por televisión los movimientos de pelvis del rey del rock and roll? Decían que era una incitación al sexo… Cuando Elvis salía en la TV norteamericana, durante la década del 50, parecía que no tenía piernas. Y pasado el tiempo, hasta el día de hoy, se lo recuerda con ese movimiento rítmico, único hasta ese momento.

¿Qué hicieron ellos? ¿Se bajaron de sus posturas o insitieron con sus sueños, creatividad e imaginación? Siguieron, por supuesto. Cuando uno está seguro de su forma de ver las cosas, hay que seguir. A pesar de que otros lo impidan o quieran impedirlo. Te lo dice un amigo.

Osde
Osde