A+ A A-

De Puño y Letra por Lape: El valor de ser solidario

La felicidad, dicen, es real cuando es compartida. El domingo me presenté con la comedia Justo Esta Noche en el Teatro Municipal de Lomas de Zamora. Me divierte mucho jugar a ser actor y acompañar a mi hija Mica y al resto del elencazo arriba del escenario. Pero lo que más disfruté fue haberlo hecho por un fin solidario.

La obra fue gratuita y a sala llena. Ayudamos a la Sociedad de Fomento Turdera Sur. Para mí, un momento de felicidad total. Porque a mí la solidaridad es algo que me moviliza, me emociona y me contagia a ser mejor persona.

La solidaridad es el valor humano que se pone de manifiesto cuando alguien, que conocemos o no, necesita de nuestra ayuda. Aunque parezca paradójico, soy un firme creyente de que los gestos solidarios también ayudan al que ayuda, por todo lo que le permiten experimentar y sentir. Lo comprobé en carne propia y lo pude ver en innumerables ocasiones haciendo el Prende y Apaga.

Estoy convencido de que el argentino es solidario: a pesar de que a veces veamos en el prójimo ese egoísmo que afea, sé que dentro de ellos anida un espíritu sano, que tienen guardado algún tesoro oculto que sale a flote por algún disparador externo. Y eso se ve cada vez que una tragedia afecta a nuestro país.

Es cierto que la solidaridad no vende, no genera rating. Pero, creeme, te va a hacer sentir muy bien. Y ojo: ser solidario no depende de lo que tengamos, depende de la actitud. No hay que ser un potentado para ayudar. Dar no es regalar lo que nos sobra, sino entregar lo que el otro necesita. Es dar tiempo, dar amor. Es no mirar para otro lado. ¡Seamos más solidarios!