A+ A A-

De Puño y Letra por Lape: Los 25 de TN

El 1 de junio, Todo Noticias cumplió sus primeros 25 años. Las bodas de plata… un cuarto de siglo. ¡Toda una vida! Para los que se perdieron los festejos, yo viajé a Rosario, recorrí varios puntos de la ciudad y volví a transmitir desde la calle, cerca de la gente, donde todo empezó para mí. La pasé genial en un lugar donde siempre me encuentro con mucho cariño.

Estoy orgulloso de haber estado en TN desde el inicio. Fui productor, cronista, movilero, conductor… Pasaron miles de coberturas; alegrías, tristezas; grandes amigos; algunas (pocas) decepciones; y mucho, pero mucho esfuerzo.

Siempre les cuento lo mucho que me cuesta encontrar tiempo y de lo mucho que sacrifico por el periodismo. El día no me alcanza, me cuestiono, sobre todo cuando se pasa la hora justa para hacer o decir algo; o cuando me veo obligado a resignar tiempo con mis afectos por el trabajo.

Si hablamos de frases cliché hay muchas que se pueden enumerar. Pero hay una que justamente viene al caso: “El trabajo dignifica”.

En mi caso particular, todos los días me levanto con ganas de ir a trabajar. Créanme que arranco muy temprano y que muchas veces cuesta, pero me considero un afortunado. Lamentablemente sé también que, muchas veces, las desigualdades, la falta de oportunidades o esa cuota de suerte que nunca parece llegar pueden hacer que el camino se haga más cuesta arriba y que uno tenga ganas de bajar los brazos. Es en ese momento en que hay que insistir con más ganas, con más esfuerzo y con más dedicación para lograr los sueños. Se los digo yo, que nunca tuve nada servido y hoy vivo el sueño de hacer lo que me gusta.

Es por eso que me gustaría rearmar la frase: si bien está claro que el trabajo dignifica, también lo hace el esfuerzo. Para triunfar en el trabajo, como en la vida, lo importante no es llegar primero. Para triunfar simplemente hay que llegar. Y para llegar hay que seguir adelante, sin flaquear, soportando y a la vez superando las interrupciones y cortocircuitos. Cuantas veces haga falta. Así de fácil, así de difícil.

Les dejo una foto que Bochi subió a su Instagram hace unos días. Es, justo, de hace 25 años, cuando esperábamos la llegada de Mica. Sin mi familia nada hubiera sido posible. ¡Gracias por estar!