A+ A A-

De Puño y Letra por Lape: Una señal del destino

Les quiero contar una historia. La semana pasada, un señor se acercó a mi casa por la tarde. Habló con Bochi, mi esposa. Le dijo que sabía de mis problemas de vista y le contó que en la parroquia La Sagrada Familia de Banfield estaba la Virgen de Santa Lucía, que es muy milagrosa, especialmente con las personas que tienen problemas de visión. Y me invitó a visitarla el domingo, porque se hacía una conmemoración.

Para los que no conocen la zona, la parroquia queda cerca de mi casa, del otro lado de la estación. Yo, vecino del barrio, había pasado muchas veces de pibe por la puerta, pero nunca supe que ella estaba ahí.

Tal vez haya sido un designio del destino. Pero al llegar con Elba, mi mamá, vivimos un momento muy particular: ahí me enteré que quienes trajeron a la Virgen a la parroquia en 1962 fueron los originarios de Senise, Potenza, al sur de Italia. Sí, la misma tierra lejana donde mi mamá tiene sus orígenes. ¿Muchas casualidades? Puede ser. Pero para nosotros fue emocionante. Pude agradecer por la operación de vista que me cambió la vida y también pedir.

En fin amigos, como siempre les digo, de vez en cuando está bien parar un poco entre tanta locura que estamos viviendo. Escuchar, meditar. Bajar un cambio y reflexionar. Cada uno a su manera. Se los quería contar.

Osde
Osde