Logo

De Puño y Letra por Lape: Un amistad a prueba de todo

A lo largo de nuestro recorrido en este planeta existen seres por fuera de la familia que pasan a ser parte fundamental de nuestra vida. Seres que elegimos, por afinidad, por afecto. Los que nos ayudan a consolidar nuestras raíces y nos alimentan. Con ellos no hay secretos ni excusas, ellos son los que me entienden. Un amigo no te envidia, un amigo comprende. Un amigo disfruta con tus éxitos. Un amigo no te abandona en tu fracaso. Un amigo es aquella persona que sabe todo de vos y te quiere tal cual sos, sin pedirte nada a cambio.

Hoy les quiero presentar a un amigo de toda la vida. Se llama Guillermo Ressi, pero todos le dicen Chino. Estamos juntos desde los 12 años. Compartimos todo: colegio, viajes de adolescentes, las primeras salidas nocturnas, el gimnasio, trotes por la tarde en nuestro barrio, náutica, playa, vacaciones en Mardel y Mar de Ajó, tardes en el río… hasta llegamos a criar peces juntos.

El Chino es el hermano que elegí para la vida. El padrino de Mica. Y yo el padrino de Mili, la suya. Ambos testigos de nuestros casamientos.

Hace un tiempo hablamos y le dije que me tomaba una semana de vacaciones. Sin dudarlo, me dijo: “Me voy”. Y nos fuimos juntos, nomás, con Bochi y Cristina, su esposa y nuestra amiga de toda la vida.

Fueron días de disfrute en la playa, haciendo las mismas payasadas de toda la vida. Él no tiene Instagram ni pertenece a ningún grupo de WhatsApp. Vive su vida como todos y, a su manera, les aseguro que la disfruta mucho más. Me gustaría aprender de él.

Tal vez no nos vemos mucho por las distancias y debo reconocer por mi culpa laboral. Pero el Chino (Guillermo Ressi) siempre está.

A veces no nos vemos tanto como queremos. Es la vida. Las distancias no ayudan y mi locura por el trabajo tampoco. Pero el Chino siempre está. Porque la amistad no se impone, no se programa. La amistad está en las buenas y en las malas. Te lo quería contar.

Template Design © Joomla Templates | GavickPro. All rights reserved.