A+ A A-

De Puño y Letra por Lape: El pibe que nació el día del maestro

Elvis nació un día del maestro. Y creo que no fue casualidad: él me enseña todos los días. Ya les conté que es un pibe de bajo perfil. Muy personal. Silencioso, pensativo, analítico, ordenado, honesto, estudioso, responsable, familiero. Quizás un poco cascarrabias, pero buen tipo.

 

Aunque seamos diferentes (él es mucho más arriesgado que yo, que intento dar pasos cortos, pero seguros), también compartimos muchas cosas. Los dos amamos la historia. Disfrutamos juntos del fútbol, el ajedrez, el tenis o cualquier juego. 

 

Elvis trabaja y también estudia. Este año se va a recibir de licenciado en Administración de Empresas. Para mí es un orgullo.

 

Siento que tengo una deuda con él, porque no pude acompañarlo durante su etapa del colegio como me hubiera gustado. Ya saben lo mucho que trabajo y el poco tiempo que tengo para dedicarle a mi familia. Cuando era chico, por mis obligaciones, sólo podía verlo 15 minutos por día…

 

Pero por suerte hay tiempo para recuperar lo perdido. Siempre lo hay. El año pasado lo sorprendí mientras estudiaba con una beca en la universidad estatal de Nueva York. Y este año disfrutamos, junto a Bochi, a Mica y una familia amiga, de las vacaciones más largas de nuestras vidas.

 

En estos días inolvidables volvimos a desayunar juntos, algo que nunca podemos hacer. Volvimos a jugar al ping-pong como antes. Bueno, en realidad, volví a perder… 

 

La mía es una familia normal, como la de ustedes, con todas nuestras virtudes y nuestros defectos. Pasar el tiempo con mis afectos es mi equilibrio. Disfruten de cada momento con sus seres queridos. Te lo quería contar.

Osde
Osde