A+ A A-

En Argentina el 55% de las personas encuestadas asegura haber vivido una situación de violencia/acoso laboral por parte de su jefe varón

Un estudio realizado por el portal de empleos Bumeran en colaboración con la organización especialista en género GROW - Género y Trabajo, el Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA), la consultora NODOS y la Fundación AVON demuestra que un 55% de las personas encuestadas en la Argentina afirma haber sufrido alguna situación de violencia/acoso por parte de su jefe directo varón dentro del lugar de trabajo. Por su parte, un 27% de los/as consultados/as asegura haber padecido algún tipo de estas experiencias por parte de su jefa directa mujer.

Mientras tanto, un 37% aseveró haber recibido violencia por parte de un líder varón que no era jefe directo. Asimismo, un 16% contestó que atravesó la misma experiencia por parte de una líder mujer que no era jefa directa.

¿En qué espacios del trabajo se viven cotidianamente situaciones de violencia/acoso? La mayoría de las personas consultadas hacen referencia a lugares y momentos vinculados con las actividades laborales diarias dentro del marco de las relaciones con sus pares y/o líderes. En este sentido, el 56% de los/as encuestados/as asegura que la oficina es el escenario principal donde ocurren la mayor parte de las situaciones vinculadas con la violencia y el acoso dentro del ámbito laboral, seguido por la sala de reuniones (17%) y por "otro lugar" (16%).

En la mayoría de los casos, estas situaciones se pueden trasladar a otros espacios como lo son las redes sociales, los vestuarios, los pasillos u otros lugares de encuentro y socialización, dando cuenta que la violencia y el acoso tienen alcance en diversos espacios y momentos del día.

En este sentido, una encuesta elaborada en 2019 por el Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA) y la consultora NODOS sobre experiencias de acoso laboral en mujeres e identidades feminizadas de Argentina, muestra que el 88% de las encuestadas declaró haber sido objeto de burla o haber recibido algún chiste, comentarios sexistas, machistas y/o discriminatorios en el lugar de trabajo que le generaron incomodidad. Asimismo, el 15% de las mujeres relevadas afirmó que le solicitaron favores sexuales a cambio de un beneficio laboral -cifra que se duplica entre las encuestadas con discapacidad (33%) y personas LGBTIQ+ (34,7%)-, mientras que un 25% restante contestó que recibió hostigamiento laboral por negarse a un intercambio sexual.


Acerca del acoso psicológico

Entre la población encuestada, el acoso psicológico demuestra ser el tipo de violencia que tiene mayor prevalencia. En la Argentina, más de la mitad de las personas encuestadas, indistintamente de su género respondió haber recibido alguna vez insultos, agresiones verbales y daño a su reputación dentro del ámbito laboral al que pertenece.

¿Cuáles son las situaciones más comunes de acoso psicológico que se experimentan en el trabajo? La disminución drástica o sobrecarga de tareas y cambios constantes de objetivos laborales es una práctica que afectó a la mitad de las personas encuestas TQ+ y el 40% de mujeres y varones cis.

Por su parte, el 48% de los varones cis reveló haber sufrido denigración o ignorancia por sus opiniones profesionales y laborales. A su vez, el 53% de las personas TQ+ atravesó la misma experiencia, mientras que el 44% de las mujeres cis encuestadas contestó haber vivido situaciones similares.

Un 35% de los/as encuestados/as TQ+ vivenció la asignación de tareas o roles que lo inferiorizaron o estaban fuera de sus responsabilidades. Por su parte, un 28% de las mujeres cis y un 22% de los varones cis transitó la misma situación.

Al indagar sobre si han sido excluídos/as de reuniones sociales o de trabajo, se destaca un 26% de las personas TQ+ que dice haberlo sufrido. Por su lado, tanto el 25% de los varones como el 21% de las mujeres cis experimentaron la misma clase de acoso psicológico.

Por último, el 28% de los varones cis, el 27% de las personas TQ+ y el 20% de las mujeres cis afirma haber recibido alguna vez amenazas dentro de su ámbito laboral.


Acoso sexual en el trabajo: ¿cuáles son las situaciones más comunes?

En su mayoría, las mujeres cis (26%) denunciaron haber atravesado situaciones en donde recibieron comentarios inadecuados sobre su cuerpo y/o vestimenta. Mientras tanto, un 24% de las personas TQ+ y un 14% de los varones cis también fueron víctimas de este tipo de acoso.

Al consultar sobre si vivieron acercamientos físicos inapropiados, avances sobre el espacio personal o contacto físico no consentido, un 19% de las personas TQ+ expresó haberlos vivenciado. El 17% de las mujeres cis y el 11% de los varones cis vivió la misma experiencia.


Sobre la agresión física en el ámbito laboral

Los más afectados por este tipo de conductas en el trabajo resultan ser los varones cis (5%). Por su parte, en un porcentaje menor, las mujeres cis (3%) y las personas TQ+ confirmaron haber padecido una agresión física.

Al ser expresiones explícitas y visibles, además de ser condenadas socialmente, tienen relativamente una baja incidencia aunque no deja de ser algo preocupante que aún existan este tipo de conductas dentro de los espacios laborales.

Ciberacoso: ¿de qué manera transcurre en el lugar de trabajo?

El término "ciberacoso" se utiliza para describir conductas agresivas llevadas a cabo a través de las tecnologías de la información y de la comunicación y puede incluir imágenes/videoclips, correos electrónicos o sitios de redes sociales, entre otros.

Un 14% de las personas TQ+ manifiesta haber sufrido ciberacoso; hostigamiento y persecución por correo electrónico, redes sociales, blogs, WhatsApp, websites, entre otros. Con una incidencia un tanto menor, los varones cis (5%) y las mujeres cis (3%) también han padecido este tipo de situaciones agresivas por medios digitales.


¿De qué manera actúan las víctimas de violencia/acoso en el ámbito laboral? En la Argentina, el 36% de los/as consultados/as asegura que comentó el hecho vivido con sus compañeros/as de trabajo. Así respondió el 77% de las mujeres cis, el 22% de los varones cis y el 0,1% de las personas TQ+.

Por su parte, el 31% de los/as encuestados/as afirma no haber realizado nada al respecto. De esta manera contestó un 75% de las mujeres cis, un 26% de los varones cis y el 1% de las identidades TQ+.


Mientras tanto, un 21% garantiza haberle comentado la situación vivida a un/a líder/esa de la institución. Así lo aseguraron tanto las mujeres cis (70%), como los varones cis (28%) y las personas TQ+ (0,7%).

Al preguntar sobre si se acercaron a hablar directamente con quien ejerció la situación de violencia/acoso, solo el 20% aseguró que sí lo hizo. De esta manera lo garantizó el 27% de los varones cis, el 17% de las mujeres cis y el 0,08% de las personas con identidades TQ+.

Un 15% afirmó haber denunciado el hecho en el Departamento de RR.HH. Las mujeres cis encuestadas (68%) fueron quienes actuaron mayoritariamente de este modo, seguidas por los varones cis (30%) y las personas TQ+.

Solo el 7% denunció fuera de la institución: así se manifestó el 68% de las mujeres cis, el 28% de los varones cis y el 0,3% del grupo TQ+. Por último, un 2% restante garantiza haber hecho uso del canal de compliance: 71% de las mujeres cis y 32% de los varones cis.

El impacto de exponer un hecho de violencia/acoso en el trabajo

En Argentina, el 50% de las personas aseveró que no hubo impacto alguno dentro del ambiente laboral tras haber denunciado una situación de violencia. Por su parte, un 41% aseguró que existió un impacto negativo y solo el 9% restante opinó que hubo un impacto positivo en la compañía.


Sobre las principales causas de la "no-denuncia"

El 48% de los/as consultados/as en la Argentina contestó que el miedo a perder el trabajo es la principal causa por la que no denuncian este tipo de hechos. Por su parte, un 22% asegura que se debe al temor a represalias a futuro en su puesto laboral, mientras que un 21% comenta que ocurre por otro tipo de razón. Por último, solo el 6% no denuncia por miedo a que no le crean y un 3% restante ratifica que teme al "qué dirán".