A+ A A-

De Puño y Letra por Lape: Atrapado para siempre

Hola amigos. Después de haber vivido toda la familia un momento difícil, de incertidumbre, de no saber el desenlace... estamos volviendo a disfrutar cada instante.

Les dejo una foto con Mica y sus personajes. Ella volvió a reír y a hacer reír. Juntos estamos aprendiendo a valorar estos momentos. Los detalles. Los pequeños momentos. La pandemia nos hizo darnos cuenta de que hay que preocuparse por las cosas que valgan la pena.

Estar con mi familia es mi equilibrio. Dar y recibir amor es tan necesario como el alimento, el agua y el oxígeno que necesitamos para vivir. Saber que alguien nos espera, que se preocupa por lo que nos pasa y que se alegra de nuestras alegrías es lo mejor que nos puede suceder.

El afecto es como la energía que fluye y se traslada de una persona a otra. Los gestos, las pausas, las sonrisas, un guiño de ojos o un suspiro son señales que se reciben del otro lado. Somos seres incompletos, necesitados de los demás, del reconocimiento, del cariño, del amor. Todos necesitamos una sonrisa, un abrazo, un beso, un llamado para poder seguir. Por eso nunca dejo de demostrar afecto a quienes quiero. Y después de lo que me pasó, lo reafirmo más que nunca.

Sepan que cuando un recién nacido aprieta con su pequeño puño por primera vez el dedo de su padre, lo tiene atrapado por siempre. Y tanto ella como Elvis aún siguen de mi mano... Te lo dice un amigo.