A+ A A-

De Puño y Letra por Lape: Ser auténtico tiene premio

Hoy les quiero compartir una historia. Es de Elvis Presley, mi ídolo. Y deja una enseñanza muy linda.

Resulta que cuando era adolescente, Elvis se acercó a una pequeña discográfica a grabar un tema que había compuesto para su mamá. Al verlo, la secretaria del dueño le preguntó: "¿Y vos a quién imitás?" El precoz cantante, que estaba sentado en una sillita contra la pared, esperando su turno para probar suerte y lograr pegar el salto a la fama, le respondió tímidamente: "Yo no imito a nadie".

Se preguntarán por qué les cuento esta anécdota de uno de mis más grandes ídolos. Bueno, creo que resume muy bien una de las mayores virtudes que se pueden tener: la creatividad. A Elvis, está claro, el tiempo le dio razón.

La creatividad es como un haz de luz que puede iluminar ese oscuro rinconcito que tal vez tengamos abandonado. Hay creatividad en la cocina, en las salidas y paseos, en el trabajo, en el trato afectivo, en la amistad, el espectáculo, en las noticias, en la búsqueda de soluciones en incluso en la definición de los problemas. Lo importante es animarse a crear partiendo de creer que se puede.

Quiero que pierdas el miedo a equivocarte. Al fracaso. A perder. El que no intenta no gana. El que no provoca cambios no consigue cambios. ¡Cada día tenés la oportunidad de ser creativo en cada cosa que encarás, por más pequeña que sea! No existen los imposibles para las personas creativas...

De Puño y Letra por Lape: Gracias por todo

Hace 30 años que hago la misma caminata. Para los que no conocen el canal, los pasillos son largos. Hay muchos estudios, donde arman y desarman los escenarios de tus programas favoritos. Está utilería, carpintería... hay que bajar al subsuelo para después subir hasta el camerino, el vestuario y maquillaje. Y después desandar el camino hasta el estudio de Todo Noticias.

Este 2020 fue eterno. Un año difícil, complejo. De aprendizaje. Sin feriados para los periodistas. En Navidad, los pasillos estaban vacíos, como cada mañana a las 5. Allá a lo lejos me veo entrando como asistente de producción, con la misma pasión que ahora.

Estoy orgulloso de mi camino. Lento, pero firme y seguro. Soy un agradecido de la vida por trabajar de lo que siempre amé. Cumplo mis sueños cada día.

A veces necesitamos parar un poco. Bajar un cambio. Llevar la máquina a boxes para seguir la carrera. La meta cada vez está más cerca.

Entro en vacaciones y me despido de este año agradeciendo. A la vida y a ustedes. Gracias, de corazón, por acompañar y por cada mensaje cariñoso que me mandan. Los quiero. Hasta el año que viene.

De Puño y Letra por Lape: Una escapada antes de seguir

Cómo me gustan las escapadas en familia. Este último feriado aprovechamos y nos fuimos a la Costa. Tan corto como hermoso. Nos tomamos un tiempo para nosotros en este año tan especial. Nos reímos. Jugamos. Descansamos. 

 

Fue apenas un solo día completo, pero a la vez un respiro más que necesario en un año que resultó más agobiante que nunca. Con Mica estuvimos casi 4 meses alejados, así que fue goce puro. Nos faltó Elvis, el benjamín, que se quedó en casa.  

 

Siempre se los digo. A veces solo se trata de parar la pelota, escucharnos y darle un descanso a nuestro cuerpo y a nuestra mente. Aunque sea cerca, aunque sea por poco tiempo. Frenar y barajar de nuevo. Ordenar las ideas. Aclarar los pensamientos. Trazar el mejor camino para conseguir nuestros sueños. Compartir con la familia, lo mejor que tenemos.

 

Ya estamos de nuevo en el camino. Nos vemos y escuchamos, como cada día. Todavía le quedan días a este año. A seguir adelante. Te lo dice un amigo. 

De Puño y Letra por Lape: ¡Chau 2020!

¡Chau 2020! Ya nos preparamos para festejar la Nochebuena y así, casi sin darnos cuenta, nos despedimos de un año atípico y difícil como ninguno.

El finde nos reunimos a cenar con los Tempraneros. Lo hicimos al aire libre y solo nos amuchamos para sacar una foto. Había que cerrar este año para el olvido. A pesar de todo, nadie nos quita la sonrisa.

Somos periodistas, camarógrafos, sonidistas. Los que están delante y detrás de cámara. Los que producen. Los que sueñan. Los que empiezan cada día a las 4 de la mañana para alegrar tu día.

Gracias por prenderse a nuestro estilo. Por informarse y reírse con nosotros. Hacemos un noticiario distinto. Sin prejuicios. Con onda. Sin faltar a la verdad.

Ojalá que el año que viene haga que este sea solo un mal recuerdo. Les prometo que voy a hacer todo para que así sea.

Nunca sabemos cuál será nuestro camino, pero lo que viene siempre, siempre será mejor. A apostar por uno mismo. Gracias por estar cada mañana. Salud y felicidades.

De Puño y Letra por Lape: Salir a encontrar tu suerte

Siempre les digo que la suerte existe, pero hay que salir a buscarla. No llega sola. Hoy les voy a contar una historia que demuestra la idea que les quiero transmitir. Es la Graham McNamee. ¿Me acompañan? 

 

Allá por la década del ‘20, Graham era un joven y desconocido cantante de ópera que vivía frustrado porque no conseguía trabajo como intérprete. Se ganaba la vida como empleado en el Tribunal de Justicia de Nueva York, pero sufría por no poder dedicarse a su gran pasión.  

 

Un día, aburrido en el trabajo, notó a través de su ventana que en la calle estaban instalando un cartel. Intrigado, salió y les preguntó a los obreros qué significaba lo que se veía allí escrito. Eran las siglas de una emisora de radio, un medio de comunicación (por entonces) desconocido para la gran mayoría de la gente. A Graham, entonces, se le ocurrió que a lo mejor necesitaban algún cantante. Golpeó las puertas de la oficina, habló con el director de la radio y se ofreció a mostrar su voz al aire. Pero le dijeron que no: no necesitaban cantantes. 

 

El tema es que Graham era curioso y perserverante por naturaleza. Pidió entonces ver las instalaciones de la radio y, cuando caminaban hacia el estudio, el director se percató de su llamativa voz. ¡Justo necesitaban un nuevo locutor! Nuestro personaje del día hizo la prueba y, 20 minutos después, comenzaba una de las más notables y destacadas de la radiofonía de Estados Unidos: la suya. ¡Hasta entró en el salón de la fama de EE.UU.! 

 

¿Fue “un tipo de suerte”? Sí, puede ser. Pero también salió a buscar una oportunidad, su ánimo positivo sirvió como un imán para atraer una situación beneficiosa y aprovechó la chance que se le presentó. Salí a buscar tu suerte todos los días. Te lo dice un amigo.